Logo Observatori del Paisatge
Paisaj-e
.
Boletín trimestral del Observatorio del Paisage
 
EL OBSERVADOR
 
l'Observador
 

Los cerros, catalizadores de ciudades

Diana Wiesner Ceballos
Arquitecta, fundadora y directora de la Fundación Cerros de Bogotá

Soy una observadora que habita en una megaciudad tropical de montaña, Bogotá, ubicada a 2600 metros sobre el nivel del mar, una particularidad que tienen muy pocas urbes del mundo. Sus cerros se han convertido en catalizadores del paisaje, generando transformaciones sociales de mayor aliento que las inauguraciones de obras de infraestructura, ya que cumplen con un objetivo mayor: hacer germinar y multiplicar el valor espiritual del paisaje.

Desde hace once años hago parte de un grupo de ciudadanos representados por la Fundación Cerros de Bogotá, la cual apoya el sueño de fortalecer un corredor de uso público y de integración de procesos sociales y ecológicos en el área límite entre la ciudad y la gran reserva forestal de los Cerros Orientales de Bogotá. Consolidado como el más relevante Pacto de Borde de la ciudad, se planteó desde el inicio como un gran plan vivo de planeación regenerativa que buscaba, de forma incluyente, restaurar la biodiversidad como estrategia de desarrollo social y de apropiación territorial por parte de las comunidades.

Para el gobierno local, plantear esta iniciativa implicaría una nueva forma de gobernanza, que articule las iniciativas ciudadanas, en congruencia con los fines del Pacto de Borde, integrando programas de seguridad y convivencia, actividades productivas y culturas ecológica y cívica. Históricamente, la gobernanza de los cerros se ha diluido entre la transposición de competencias de las entidades públicas, debido al carácter nacional de la reserva y a la presión de crecimiento urbano de la capital. Para subsanar estos problemas de gestión, persiste la propuesta de designar una sola entidad administradora/gerencial, con representatividad de las entidades públicas competentes, organizaciones mixtas o privadas y representantes de organizaciones ciudadanas con trayectoria en el asunto.

Desde entonces, mientras se le da una prioridad política a los cerros, la Fundación promueve el reconocimiento y valoración de los cerros Orientales de Bogotá como patrimonio ecológico y cultural de los ciudadanos, mediante tres estrategias: la primera, con acuerdos ciudadanos que pretenden integrar las iniciativas en materia de manejos sostenibles, programas de educación ambiental, cultura, patronato y redes de colaboración; la segunda, denominada estrategia ecológica, busca implementar las acciones para la conservación, preservación y uso sostenible, en el marco de prácticas incluyentes y participativas que aporten a la consolidación y conectividad de los corredores de ronda y ladera; y, por último, la estrategia espacial, que persigue la consolidación de una área continua, conectada y articuladora, que integre la red de ecorutas y los caminos existentes de forma permeable a la ciudad y a la reserva.

Su labor se ha centrado en consolidar el gran Pacto de Borde con actores interesados, principalmente niños y jóvenes, mediante la conformación de una red de más de ochenta colegios públicos y privados y una red de universidades por los cerros para emprender acciones ciudadanas y escuchar, recoger y generar consensos sobre las visiones de la ciudad y su paisaje.

Las estrategias han arrojado resultados visibles en cuanto a cambios en el comportamiento a partir de acciones ciudadanas reales, promoviendo siempre relaciones humanas, sentimientos éticos, solidarios y valores ecológicos.

 
  CERRAR  
 
 
© 2014 Observatori del Paisatge
Hospici, 8 - 17800 OLOT
Tel: +34 972 27 35 64
www.catpaisatge.net
observatori@catpaisatge.net
facebook Twitter