Paisatg-e / Paisaj-e / Landscap-e / Paysag-e

JULIO-SEPTIEMBRE 19

BOLETÍN TRIMESTRAL DEL OBSERVATORIO DEL PAISAJE - 62

EL OBSERVADOR

Foto

La conservación dinámica de paisajes agrícolas tradicionales: el reto del programa SIPAM de la FAO

Clelia Maria Puzzo
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Sistemas Ingeniosos del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM)

Hoy en día, la agricultura se encuentra en un momento crítico en el que además de los retos propios del ambiente rural, se está enfrentando a cambios repentinos a nivel climático, ambiental, social y tecnológico. En particular, para ciertos modelos de producción, su capacidad de adaptarse a los cambios supone una dura prueba. No obstante se trata de sistemas sostenibles per se, debido a su interrelación con los ciclos de la naturaleza, están sintiendo un impacto mayor en sus equilibrios internos, que conlleva a un gran riesgo de pérdida de biodiversidad, al uso inapropiado de los recursos naturales y al olvido de valores intrínsecos de lo que es un ecosistema agrícola.

En efecto, podríamos decir que son los cambios sociales y económicos los que están provocando cambios irreversibles en estos ecosistemas tan peculiares. Esto se debe a que los valores culturales, que son la base para la continuidad de los paisajes agrícolas como sistemas, están cambiando profundamente. El abandono por parte de las nuevas generaciones, por la falta de viabilidad económica de algunas formas de producción tradicional, lleva a la ruptura de las cadenas de transmisión de aquellos saberes y valores tradicionales y en fin a la pérdida de identidad de la comunidad con el ambiente que lo rodea.

Con estos presupuestos, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) creó el programa Sistemas Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM), en 2002, con el intento de salvaguardar este tipo de sistema agrícola tradicional, a través del reconocimiento internacional como patrimonio de la agricultura y a través de la puesta en marcha de acciones concretas a nivel nacional y local para su conservación dinámica.

El programa SIPAM pone a la comunidad agrícola al centro de su atención y como destinataria de ese reconocimiento, ya que esos paisajes junto con las tecnologías ancestrales aplicadas producción y sus valores culturales, son modelos de sostenibilidad que pueden servir de lecciones aprendidas para afrontar los retos actuales y futuros.

Los sistemas agrícolas tradicionales no deben ser preservados como se hace con las obras de arte en los museos, sino reconociendo que son ejemplos de cómo el ser humano ha sido capaz de adaptarse a todo tipo de cambios, son laboratorios de resiliencia que poseen elementos esenciales para el futuro. Para asegurar que estos paisajes extraordinarios sigan existiendo, es necesario reconocer su naturaleza dinámica y desarrollar acciones con método participativo que aseguren su continuidad y adaptación.

Observatori del PaisatgeNota: Este boletín es una iniciativa del Observatorio del Paisaje. Si desea suscribirse y recibirlo por correo electrónico pinche aquí.

© 2020 Observatori del Paisatge / Hospici, 8 - 17800 OLOT - Tel: +34 972 27 35 64
http://www.catpaisatge.net / observatori@catpaisatge.net