Paisatg-e / Paisaj-e / Landscap-e / Paysag-e

JULIO-SEPTIEMBRE 16

BOLETÍN TRIMESTRAL DEL OBSERVATORIO DEL PAISAJE - 50

EL OBSERVADOR

Foto

El paisaje de las carreteras y el transporte. Un intangible del patrimonio de la sociedad industrial

Jaume Perarnau i Llorens
Director del Museo de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña (mNACTEC)

A finales del siglo xx el patrimonio, pensado, creado y utilizado para la sociedad industrial, se convierte en un referente identitario de la sociedad contemporánea y, junto con él, el paisaje que le da cobijo y que mutuamente se condicionan y se determinan. Además de los rápidos y profundos cambios tecnológicos y económicos que se producen en nuestra sociedad, también ocurren extraordinarios cambios sociales, políticos, de costumbres, de formas de organización del trabajo y de la producción, etc. y, al mismo tiempo, una especial sensibilización por un mundo y un paisaje que llega a su fin y desaparece en el cambio de siglo. Junto con el nuevo concepto de socialización del patrimonio, del paisaje y del territorio aún se conservan y mantienen destacados elementos, formas, infraestructuras y trazados que, como elementos del crecimiento del transporte y las comunicaciones, han dejado marca viva en el territorio y el paisaje más próximos.

El ámbito de trabajo del Museo de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña (mNACTEC), no se limita única y exclusivamente a los objetos que configuran sus colecciones. Hace años que se han incluido elementos inmuebles en el conjunto del patrimonio industrial y ahora propone un nuevo paso adelante. Se trata de delimitar nuevos ámbitos de trabajo, investigación, protección y difusión en el marco del proyecto denominado "Un museo en la calle. Una calle en el museo".

Entre estos nuevos grandes ámbitos de trabajo que el mNACTEC propone, se halla el paisaje de las carreteras, las comunicaciones y el transporte como elemento de especial relevancia y protección patrimonial y, a la vez, como un elemento destacado de identificación, evolución y vinculación social colectiva. El patrimonio del paisaje de las antiguas carreteras y de las formas de transporte de la sociedad industrial que lo ha creado y utilizado forma parte de la propia sociedad contemporánea. Son unos elementos y unos bienes que incluyen y conservan el recuerdo, la memoria, la vivencia, el saber hacer, la experiencia, la marca,  una forma de vivir, un legado de uso que se relaciona con el paisaje geográfico y territorial de una colectividad delimitada en el tiempo y el espacio.

Identificar, documentar, estudiar, georeferenciar, poner en valor o preservar, si hace falta, los antiguos trazados de las carreteras, el paisaje que configuran los árboles y los elementos constructivos que acompañan y delimitan estos trazados, los antiguas señales publicitarias, los elementos patrimoniales, las casas de peones camineros, las aduanas, las vallas de protección, la señalización, los hitos, las infraestructuras, los servicios, las antiguas gasolineras, los talleres, los hostales, los paradores, la evolución del firme y los propios trazados, la transformación urbanística de los pueblos y ciudades debido al paso de carreteras, carreteras históricas y patrimoniales, formas de desplazarse y de "vivir en la carretera", etc. es la finalidad de una parte de este amplio e ingente proyecto, tal y como ya se está haciendo en otros lugares de Europa.

El proyecto que propone el mNACTEC, con la colaboración del Observatorio del Paisaje de Cataluña, y que se iniciará el próximo otoño, plantea y propone identificar y poner valor un patrimonio global, compacto, interdisciplinar y diverso que configura un paisaje identificativo, social y visual de especial relevancia e interés.

Las carreteras, las calles y los paisajes del país son como una gran sala de exposiciones de nuestro patrimonio social mas inmediato, unido a esta sociedad industrial en proceso de transformación y práctica desaparición. Porque nuestras calles y lugares de relación y confluencia social son, como lo han sido el paisaje de las carreteras y el transporte, per se, un museo. Hay que saberlo mirar, con paciencia, con voluntad de saber y de descubrir, puesto que son una forma de conocimiento y de riqueza cultural. Los museos del siglo XXI tienen que ser las grandes avenidas del saber del conjunto de la sociedad, de una forma amable, comprensible, alegre y al alcance de la mayoría. Una nueva calle que sea el cimiento de las nuevas propuestas de lectura e interpretación del patrimonio y del paisaje común, con rigor y sin nostalgias. Este proyecto que empezamos así quiere hacerlo y así quiere serlo. 

Observatori del PaisatgeNota: Este boletín es una iniciativa del Observatorio del Paisaje. Si desea suscribirse y recibirlo por correo electrónico pinche aquí.

© 2020 Observatori del Paisatge / Hospici, 8 - 17800 OLOT - Tel: +34 972 27 35 64
http://www.catpaisatge.net / observatori@catpaisatge.net